11 Febrero, 2015

Adiós melena de paja… Hola pelo suave

longbob

Llevaba mucho tiempo diciendo que quería un cambio en mi pelo. Llevaba demasiado tiempo sin cortármelo y tenía las puntas (se puede llamar puntas a 10 cm de pelo?) fatal así que aprovechando que Benji también tenía que ir a la peluquería hicimos una “doble cita” en la pelu y Lilia no pudo haberse portado mejor! Por primera vez me sentí cómoda en una peluquería, diciendo lo que quería sin oír la frase… ¿capitas largas? NO, no quiero capas, las capas no me hacen ningún favor, escúcheme señora peluquera se lo imploro.

El corte es un long, long bob, a la altura de los hombros, estoy experimentando con el peinarme y me gusta mucho lo versátil que es este largo.  Aún así debo decir que la mayor parte del tiempo lo llevo liso porque tardo menos de 10 minutos en estar lista (en lo que se refiere al pelo). Posiblemente suba una entrada con algunas formas de peinar un longbob… ahí lo dejo. ¿si o no?

En cuanto al color tengo unas mechas californianas de decoloración o lo que los anglosajones llaman el efecto “ombré” (que irónicamente es una palabra francesa). Estoy muy contenta con el efecto, ya estaba cansada de las mechas de peine que sí, son muy naturales, pero lo que yo buscaba no era tener el pelo como siempre. La verdad es que una vez que ya he perdido el miedo a pedir estoy por enrubiarme a lo bestia la próxima vez que vaya.

¿Que os parece? ¿Os gusta el cambio?

Para cualquier cosa podéis encontrarme en Facebook, Twitter o Instagram.

Comments

comments