22 junio, 2015

Mascarillas – ¿Merecen la pena?

Tengo que haceros una confesión: soy la PEOR cuidándome la piel. Lo único que uso más o menos regularmente es el protector solar, cosa que ya de por sí es mucho ya que te ahorra usar productos que contrarrestan los efectos del sol. Para desmaquillarme uso el aceite de coco, el de kiko (que parece una broma esto) o las toallitas del carrefour que venden en packs de 2 paquetes (porque son las más baratas). A veces uso el serum de kiehls antes de dormir, principalmente porque me relaja por el olor a lavanda, pero para nada tengo una rutina constante de cuidados. De hecho hace 2 semanas que no tengo hidratante y no  se me ha caido la cara ni nada.

Dicho esto, hoy os vengo a hablar de mascarillas. Las mascarillas son de esas cosas pensadas como tratamiento de choque/intensivo para ser usadas 1 o 2 veces por semanas como mucho las hay con infinidad de funciones. yo os muestro las 3 que tengo actualmente:

  1. Apivita exprés beauty de granada: Está formulada para revitalizar y proteger la piel apagada, Entre sus ingredientes está la miel, el aceite de oliva y vitaminas. Esto es una de las cosas que más me gusta de esta marca ya que sus productos son entre un 80-90% naturales y están libres de parabenos,siliconas y propylene glycol (que después de echar un ojo a la wikipedia sólo se me ocurre que debe ser malo porque es un alcohol). El efecto de esta mascarilla es muy similar al de una ampolla flash y en momentos puntuales te renueva el tono de la piel
  2. Apivita exprés beauty de arcilla rosa: Su objetivo principal es la limpieza profunda de la piel. Básicamente hace lo que hacen todas las arcillas. Limpiar impurezas. De las 2 es la que menos me gusta, tal vez porque no tengo una piel muy rebelde y más allá de dejar la piel suave no noto que me haga nada “especial”.
  3. Beauty formulas mascarilla regenerante a base de melocotón: Esta mascarilla es una estafa. Reconozco que la compré por el factor peel-off que significa despellejar en español. Lo primero que notas al ponertela es que tiene tanto alcohol que cuesta mantener los ojos abiertos. No la compréis, es barata, sí. Pero para despellejar siempre podéis recurrir a la cola blanca en las manos. El efecto es el mismo y no huele a ron del malo.

En general pienso que tienen una función tan especifica que es más fácil encontrar mascarillas malas que buenas, no tengo mucha fe en ellas. Eso sí, en mi próxima aventura en primor pienso comprar algunas de las orientales de papel. No tengo remedio, soy una soñadora.

?

Comments

comments